¿Quién sirve para qué?

Así como el amor romántico está cargado de mitos, las relaciones de amistad y familiares también. Nos hemos confundido con reglas estrictas de "lo que cada rol tiene que cumplir".

"Tú madre es indispensable, tu mejor amiga siempre tiene que apoyarte, una verdadera amigx jamás te engaña, tu pareja no te puede abandonar...etc..etc"




Lo cierto es que las relaciones son complejas y a veces nos sentimos decepcionados y defraudados porque las personas que consideramos amigxs no siempre cumplen nuestras expectativas. Esto en parte puede explicarse desde nuestras exigencias hacia las amistades o familiares, pero también desde no saber distinguir ¿quién sirve para qué?


El ¿quién sirve para qué?, es dinámico: cambia con el tiempo y conforme nuestras dimensiones de identidad se amplían o cambian. Pero es útil planteárselo, especialmente cuando estamos pasando por un momento más vulnerable, y detectamos que necesitamos una cierta dosis de cuidados. Y es que no hay que señalar culpables ni lapidarse pero en verdad no todxs cuidamos igual, ni somo igual de receptivos. Y la verdad, no siempre queremos serlo. A veces estamos cansadxs y hacemos huelga de cuidados.


El punto es que lo que un día es deseable, otro día no. Y como decía antes la verdad es que no muchas personas nos planteamos a quién enviar ese whatsapp desesperado, a quién pedirle un consejo o a quien invitar a casa cuando estamos adoloridxs.


El lugar de donde pides el consejo es en mi opinión importante. No es lo mismo, tener ciertas dudas sobre algo pero tener un mas o menos tomada la decisión, que no tener la mínima idea de lo que quieres. Si tus dudas son pocas, quizá da igual que le preguntes a ese gran amigx que tiende a decirte que hacer, desde la mejor intención. Si te sientes muy perdidx en qué hacer con tu vida en general, quizá te toque ir donde esa persona que te pregunta y no te aconseja, que tiene más habilidad para no decirte que hacer o qué esta en un mejor momento para acompañarte en silencio.


Al final no hay formula perfecta y aunque puede parecer un poco básico, la verdad es que a veces toca frenar un poco y mirar nuestras relaciones con compasión y aceptación pero siendo honestxs con quién nos sirve para qué.




©2020 by Azul Cálido. Proudly created with Wix.com