Mi hijx, la diversidad y yo

Hoy quiero dedicar este post a las personas que forman la red de apoyo de nuestros clientes LGTBI+. Muchas veces esta red es la familia.


Cuando atendemos a nuestros clientes, nos hablan de ustedes, de lo que les atemoriza que sus familiares piensen, de cómo van a reaccionar cuando les hablen abiertamente de sus preferencias, del maltrato, de la distancia. Pero también muchos nos hablan de los intentos, de la cercanía, de la sorpresa y la confusión.


"Mi papá está bien con que me gusten las mujeres, siempre y cuando las presente como amigas", "Mi mamá está preocupada de que me peguen en el bus", "Mi abuela me sigue llamando Raúl cuando yo me llamo Briana". Estas son frases que nos comparten con dolor, vergüenza y esperanza.


Desde el otro lado del barco nosotros acompañamos con respeto, cuestionamos ideas, recordamos la importancia de los ambientes de apoyo y seguridad, y respetamos las dudas y las seguridades. Entendemos que no somos individuos aislados y que mucho de lo que decidimos al final impacta a nuestro entorno y viceversa. Sabemos que estar en la zona no normativa es parte de la vida y de la hermosa diversidad, pero también sabemos que no es fácil. O al menos no siempre.


Por eso queremos incluir a la red de nuestros clientes, porque sabemos que impactando su red impactamos el bienestar y la seguridad de cada una de las personas LGTBI+.

Busca ayuda para entender tus prejuicios, tus emociones y tus límites, no dejes para más tarde tu relación con tus seres queridxs. Ellxs merecen respeto, aceptación, seguridad y amor. Tú mereces lo mismo.






©2020 by Azul Cálido. Proudly created with Wix.com