No te olvidés de los grises - Salud mental en las empresas

Una dificultad a nivel físico suele venir acompañada de un deterioro psicológico y emocional, sobre todo cuando dichas dificultades suelen prolongarse en el tiempo. Dificultades en la espalda, dolor en las articulaciones o constantes episodios de migrañas, suelen venir acompaños por enojo, ansiedad o depresión. En nuestros entornos de trabajo, es relativamente común conocer a alguien que está o se ha visto en esa situación.


Cuando esto sucede, la situación se puede hacer compleja si no existe un buen manejo, o se ignora la parte psicológica y emocional, pudiendo encauzarse en incapacidades temporales que se traslapan una con otra. Por otro lado, un problema común es que la organización no tome en cuenta la salud psicológica y emocional de la persona, aplicando protocolos y políticas rígidas que no resultan efectivas para el retorno adecuado de la persona a su trabajo, perpetuando la incapacidad de la persona.



Ahora, si vemos la incapacidad desde otra perspectiva, más allá de la persona, muchas veces ésta se encuentra condicionada por el contexto. Podríamos decir que son las condiciones las que terminan siendo incapacitantes. ¿Puede retomar el colaborador su carga de trabajo?¿qué temores e incertidumbres tiene la trabajadora?¿qué necesita la persona para retomar su trabajo y al mismo tiempo cuidar su salud? Lastimosamente, muchas veces nos quedamos en blanco o negro, en este caso: o está de baja por incapacidad o está en su puesto de trabajo, y se nos olvida que hay una escala de grises a la hora de afrontar una situación así, y es incluso necesario para una adecuada intervención.


Reconocer la salud mental, es también reconocer que hay grises. Para estas situaciones de bajas prolongadas por incapacidad, hacer planes de retorno, implementar ajustes razonables en espacios, tareas y condiciones de trabajo, son elementales no solamente para un retorno exitoso a las funciones de trabajo, si no también para el proceso de recuperación en cuanto a la salud de la persona. Tomar en cuenta la parte psicológica y emocional de la persona, resulta entonces necesario y clave en este proceso.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo