La discusión que jamás acaba...

Actualizado: jun 27

Más de una vez nos ha pasado...


Puede que sea uno de esos días donde estas en la mejor de las disposiciones. Tranquila, relajada, excelente día de trabajo, o por lo menos nada aterrador. O puede que haya sido un día super estresante, pero en cualquiera de los casos ocurre lo siguiente: esa discusión que no termina nunca, empieza. Y es incesante, y no tiene solución que los satisfaga y parece que es lo de siempre pero que se ha complicado con algo más de crítica y algo más de cansancio. Y "ya te lo he dicho", "no es la primera vez que pasa", " no es tanto esfuerzo", "no se puede estar tranquilo", "me he dado cuenta que siempre lo haces"... y un largo etcétera de frases e interacciones que no parecen tener sentido.


Y logran hacer una pausa para cenar y cenan, con un poco de mala leche y un poco de hastío... pero bueno... CENARON!


Y luego, como que ya empiezan a relajarse a olvidarse de ella, pero OH NO!! LA REGLA DE ORO aparece en la cabeza de uno de los dos; "No te vayas a dormir enojado de tu pareja NUNCA JAMÁS".....y ahí esta de nuevo esa discusión que no termina nunca, pero ahora le hemos sumado la obligación de resolverla media hora antes de irnos a dormir.


Y aunque para algunas parejas funciona, para muchas es mejor tomarse una pausa y retomar el próximo día, porque no sabes si dormir aunque sea enojado va a ser mejor que seguir enredado en algo que no vas a solucionar en este momento y que puede desencadenar una serie de acusaciones que no te representan ni a ti ni a tu relación de pareja.


Así que, aunque no podemos decir que hacer, aunque no sabemos exactamente lo que sirve para tu relación. Si sabemos que tu puedes cambiar mitos, puedes revisar lo que no te funciona y buscar otras formas y puedes (si quieres) irte a dormir enojado.






0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo