Ataques de pánico y Ansiedad

Hay momentos donde dejamos a la ansiedad navegar a su antojo, y esta práctica puede tener un efecto paradójico y a la vez beneficioso para la persona. Mientras menos lucho contra la ansiedad, y la "acepto", me siento mejor. Sin embargo, no resulta nada sencillo "separarse" de la ansiedad y "aceptar" la situación. Esto puede sonar muy bien, pero a veces es muy difícil recordar y usar esta forma.


Hay muchas personas que hemos dejado pasar tanto la ansiedad, que tenemos momentos donde realmente nos limita, a niveles de congelarnos, de escapar de ahogarnos, de sentir que se va cerrando el lente de nuestros ojos. Las manos sudan, y el corazón parece que se va a salir, sintiendo que estamos cerca de que algo falle porque todo va rápido, fuerte e inestable.


Las sensaciones pueden resultar muy desagradables, y claramente incapacitantes, por lo que resulta importante intentar atender esta situación si ya se ha presentado en varias ocasiones. Por eso, a continuación quisiera compartir ciertas acciones, que si bien no se trata de una prescripción, son ideas generales que podrían ayudar en esas situaciones:


- Recordar que no podés morir de un ataque de pánico: Para muchos es importante recordar que no, no es posible morir de un ataque de pánico, aunque parezca que si.


- Centrarte en el presente: Si los ejercicios de aceptación, meditativos y espirituales te ayudan, y te han ayudado en otros contextos, quizás podés intentarlo.


-Evita debatir y discutir sobre qué tan lógico es tu pensamiento: a veces la lógica tradicional no resulta tan útil para abordar la ansiedad.


- Es una sensación de mierda pero es muy probable que podás salir de esa:

Retomá ciertas cosas básicas. Alimentación, descanso, relaciones personales, ejercicio, y esas áreas claves para sentirnos bien. Esto no va a desaparecer la ansiedad y los ataques de pánico, pero por lo menos cuidas otras áreas en tu vida.


Si algo te ayudó anteriormente en estas situaciones, intentá retomarlo. ¿Qué te ha ayudado en otros momentos a mantener la calma? Pero también es importante que podás definir, ¿cómo te darías cuenta que sentís un poquito más de calma? ¿Qué es lo primero que sentirías?



Cuando la situación está siendo insostenible quizás pueda ser bueno buscar ayuda profesional. Desde Azul Cálido trabajamos desde enfoques que toman en cuenta a la persona, su contexto y sus relaciones, y que están basados en la evidencia.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo