• Juan

"La falta de...". Un análisis desde la terapia breve.


La falta de... sin duda tres palabras que en el mundo de la psicología, psicoterapia y salud mental en general, utilizamos muy a menudo. Hace poco le puse más atención de la cuenta y quisiera compartir algunas vueltas que le he dado y la relación que puede tener con nuestras conversaciones terapéuticas.


¿A qué nos referimos con la falta de algo? Lo primero que pienso es en "ausencia". Se me ocurre pensar en términos aritméticos, donde a dos le faltan tres para ser cinco, o geométricos, donde falta una porción para completar el área total. Sin embargo, en un lenguaje no matemático y enmarcado en un plano terapéutico, esta "falta de" quizás no es tan clara como un porcentaje o un número entero.

Podemos hacer fácilmente una lista de sus apariciones en nuestro día a día: falta de motivación, falta de interés, falta de empatía, falta de amor, de atención, de alegría, de seguridad, de autoestima, de fe o falta de falta.

Ciertamente, para comunicarnos representa una forma rápida y de fácil entendimiento, por ejemplo, cuando queremos referirnos a algo que está "ausente" y que se espera o se desea que este "presente". Sin embargo, en procesos de terapia breve, dejarnos inundar por este tipo de afirmaciones puede llevarnos a ambigüedades que no ayudan al proceso. Aterrizo más la idea cayendo en un libro que toca este tema: "El lenguaje del cambio" de Paul Watzlawick.***

Parafraseando lo expuesto en el libro, el autor afirma que utilizar términos directamente relacionados con la no-existencia, ausencia, carencia o parecidos, dificulta la representación de aquello que se está buscando. Watzlawick lo ejemplifica así: es fácil dibujar una persona plantando un árbol, pero muy difícil dibujar una persona No plantando una árbol.


"dejarnos inundar por este tipo de afirmaciones aumenta la posibilidad de caer en ambigüedades que no ayudan al proceso"

Continuando con el parafraseo, procesos de sugestión como la hipnosis resaltan la importancia de hablar en lenguaje positivo, ya sea para inducir un estado de trance o sugerir una prescripción al final de una sesión.

Entiéndase lo anterior como algo muy distinto al llamado "positivismo". La PNL y la Terapia Centrada en Soluciones son otros ejemplos de procesos que cuidan estas sutilezas del lenguaje.

Entonces, ¿qué quiero decir con todo esto?. Pues eso, que creo que es algo que podemos tener en cuenta en nuestras conversaciones terapéuticas.

Usuario: Me gustaría trabajar la falta de seguridad y de confianza.

Terapeuta: ¿Cómo te das cuenta de esa falta de seguridad y de confianza?

Usuario: Sobre todo en el trabajo. Me pongo nervioso al hablar en público, en las reuniones de equipo.

**The Language of Change. Elements of Therapeutic communication. Paul Watzlawick.

En el capítulo 6 del mencionado libro, se aborda con mayor precisión y elegancia este tema. Si resulta de interés, también vale la pena ojear el libro "More than miracles" de Shazer y otras, especialmente los capítulos que abordan la filosofía de Wittgenstein aplicada la TCS.

#terapiabreve #lenguaje #Teoría #coaching #saludmental

©2020 by Azul Cálido. Proudly created with Wix.com